Hay una sonrisa detrás de cada proyecto

La importancia de las herramientas tecnológicas en tiempos de crisis.

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Muchas veces se puede pensar que las herramientas tecnológicas no son o no aplican para todo tipo o tamaño de negocio, pero ¿Por qué habría de ser así? En la actualidad, en pleno abril de 2020, en tiempos en los cuales todo se debe transformar para poder continuar con nuestras vidas, nos damos cuenta que contar con procesos digitales internos y herramientas tecnológicas que hagan más visible nuestro negocio no es un lujo sino una necesidad aún mucho más latente, en la cual sin importar la industria a la que pertenezcamos, la comunicación, los procesos internos, el trabajo en equipo, la seguridad de la información, el servicio al cliente y las ventas, deben continuar.

Entonces ¿es válido esto de que las herramientas tecnológicas no aplican para todo tipo o tamaño de negocio? ¡Claro que no! Tu negocio, por pequeño que sea debe:

  • Tener información centralizada.
  • Contar con canales efectivos de comunicación con tu equipo de trabajo y con tus clientes.
  • Mostrar lo que haces, cómo lo haces y qué te diferencia de los miles de millones de productos o servicios que se pueden conseguir allí afuera.
  • Existir en internet para que te puedan encontrar, ver, elegir y así comprar.

Las empresas que aún se resisten a la implementación de estas herramientas tanto de manera interna como externa y no logran verlas como un gran aliado estratégico y una solución, se están negando la posibilidad de simplificar sus procesos, tener mayor productividad, eliminar las barreras de comunicación y poder tener más de cerca la percepción de sus clientes y ser más competitivos, pero sobre todo y en estos tiempos de crisis, se están negando la posibilidad de tener sus productos al alcance de todos así sus oficinas o tiendas se encuentren físicamente cerradas. No están existiendo en esos canales en los que su mercado los puede encontrar, están anulando la posibilidad de escuchar y ser escuchados y están nadando contra la corriente.

Pero entonces ¿Cómo debe empezar una empresa esta implementación? Primero que todo, se debe analizar cuáles son sus procesos, cuáles de ellos están digitalizados y cuáles se pueden digitalizar. Es importante tener en cuenta que no se va a empezar con una implementación total o perfecta, pero si se debe saber a dónde se quiere llegar o cuál es el objetivo de todo lo que se va a estructurar para que las bases de las herramientas sean sólidas y escalables. Por lo general la digitalización de los procesos internos en una empresa, dura meses o probablemente años, dependiendo de su tamaño y del presupuesto disponible para su realización. Pero hacerla visible, dejar sus productos al alcance de todos por medio de una página web, tener exposición de manera global y establecer un canal de comunicación bilateral con marketing digital, puede ser el inicio y la forma más rápida de empezar, revolucionando a mediano plazo la gestión de ventas y el servicio al cliente.

Es importante que hoy las empresas entendamos que nos debemos reinventar y no solo de manera temporal, aceptando y transformando lo negativo cada situación en una oportunidad para fortalecer nuestros negocios y estar siempre un paso más allá para poder afrontar todo lo que pueda llegar a pasar.

Síguenos en redes sociales